¡SERENDIPIAS!

¡Serendipia!  Masa para niños

Empleada para la elaboración de proyectos de arte y manualidades en las escuelas, la masa para niños fue creada en la década de los 30 -del siglo pasado- con una intención por completo diferente. Su origen tuvo lugar en la compañía Kutol Products de Cincinnati, EE.UU.; una fábrica familiar de jabón, propiedad Cleo McVicker, en la que su hermano Cleo ideó una masa capaz de eliminar el hollín acumulado en el papel tapiz de las casas, derivado de la combustión del carbón empleado para calentarlas.

 

El producto fue comercializado con éxito, sin embargo, la introducción de papel tapiz vinílico -que podía limpiarse con una esponja húmeda- y la muerte de Cleo McVicker, en 1949, llevó a la empresa al replanteamiento de su aplicación. Su viuda puso a cargo de la empresa a Joseph «Joe» McVicker, quien inspirado en el trabajo de su cuñada, la educadora Kay Zufall, pensó que el producto limpiador podía servir como masa modeladora para niños.

 

Joe puso a prueba su idea y dotó de una cantidad de masa a su cuñada para trabajar con ella en el aula, con el beneficio adicional de que su composición no era tóxica. El éxito fue contundente, por lo que los McVikers cambiaron el detergente por colorante y bautizaron al nuevo producto como Play-Doh, nombre comercialmente más apropiado que su primera propuesta: Kutol’s Rainbow Modelling Compound.

 

Para 1955 la aceptación del Play-Doh, llevó a Joe a someterlo a prueba en diversas escuelas y guarderías en Cincinatti hasta lograr que la tienda departamental Woodward & Lothrop comenzara a venderlas en la ciudad de Washington. Un año después, Joe y Noah crearon la Rainbow Crafts Company y solicitaron la patente del producto, aunque no les fue otorgada hasta 1965, bajo el número 3167 440.

 

Contacto:

TELÉFONO:

+52 442/2628967

CORREO ELECTRÓNICO: 

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Julieta Isabel Espinosa Rentería