Píldoras Médicas

Enfermedad de Meniere y alergias

Dr. Carlos M. Arróyave Hernández

La enfermedad de Meniere es una alteración del oído interno, la cual se diagnostica poco, tal vez, debido a la falta de conocimiento o a que no se piensa en ella. Además, aun pensando en ella, no se le asocia con la presencia de alergias. Mejor llamado síndrome de Meniere, se caracteriza por la presencia de:

 

Vértigo episódico, que es la sensación de que uno está girando alrededor de las cosas o que el mundo está girando alrededor de uno, y que muchas veces se puede confundir con el mareo.

La percepción de un sonido en uno o ambos oídos.

Sensación de presión en el oído.

Disminución auditiva fluctuante.

 

La presencia de Meniere, generalmente, incluye alteraciones del equilibrio, náusea y vómito. Hay necesidad de acostarse para controlarse y la duración de un cuadro puede ser de 20 minutos a 24 horas. El tiempo de recuperación de una crisis es variable siendo, a veces, hasta de horas. Generalmente, en el inicio, los malestares están limitados a un sólo oído. Después de un cuadro agudo, puede volverse a tener otro en días, pero también pueden pasar algunos años antes de presentarse nuevamente otro hasta en 50 % de los casos.

Aunque es un padecimiento crónico, el paciente puede tener periodos de cortos a largos asintomáticos. A veces, se puede sentir como si uno estuviera cayendo o inclinando hacia un lado y puede, incluso sin mucha sintomatología, tener una caída súbita al suelo.

La recuperación después de una crisis, puede ser de minutos hasta horas. Muchas veces el paciente requiere de dormirse, ya que hay una sensación de cansancio. La audición se recupera después de las crisis, pero se va perdiendo ésta con el tiempo. Ocasionalmente, el paciente puede presentar dolores de cabeza y movimientos anormales de los ojos.

La crisis de Meniere, casi siempre, va precedida de un aura o síntomas premonitorios que son importantes, ya que alertan al paciente y entonces éste puede tomar medidas de seguridad. Estos son:

 

Alteración en el equilibrio

Mareo

Dolor de cabeza

Sensación de oído tapado

Disminución de la audición de un oído

Aparición de un zumbido

Molestia importante al ruido

Sensación de náusea

 

Dentro de los factores de riesgo tenemos:

 

Estrés

Alergia familiar

Ingesta de sal aumentada

Exposición crónica al ruido

 

En países donde se llevan estadísticas de las enfermedades, se ha encontrado que la padecen de dos de cada 1000, hasta uno de cada 100 personas. Se le ha descrito en personas desde los 30 años de edad siendo su mayor frecuencia alrededor de los 60 años, aunque algunos autores describen el pico de frecuencia en personas más jóvenes. Lo padecen igual los hombres que las mujeres. Se le ha encontrado una predisposición genética hasta en 5 %.

Los factores que más se asocian a los pacientes con Meniere son: alergias, disfunción inmune o autonómica, complejos inmunes circulantes, elevación de IgE sérica y CD4. Este análisis se hizo comparando a un grupo de pacientes con Meniere con una población normal y otra con problemas del oído. La causa principal del Meniere es la ruptura del laberinto membranoso, que es una parte del oído interno. En 1997 se encontró que había pacientes con Meniere y alergias.

En el análisis de 462 pacientes con Meniere, se encontraron síntomas respiratorios como: obstrucción nasal en 27 %, estornudos frecuentes en 15 %, rinorrea en 14 % y tos seca en 6 %. En este estudio, se encontraron pruebas positivas para alergia a inhalantes como: pólenes de árboles en promedio entre hombres y mujeres en 90 %, pastos en 60 %, hierbas en 52 %, hongos en 60 %, perros en 50 %, mezcla de plumas en 27 % y polvo de casa en       45 %. A los alimentos se tuvieron pruebas positivas al maíz en 51 %, leche en 24 %, trigo en 15 %, huevo en 11 % y café en 9 %.

Cuando las alergias fueron tratadas, la sintomatología mejoró en forma importante. En una encuesta de 734 pacientes con Meniere, dirigida a la búsqueda de alergias, 59 % tenían sospecha o se confirmó la presencia de alergias respiratorias y 40 % las alergias fueron asociadas a los alimentos. En esa publicación se concluyó que en 25 % de los pacientes con Meniere, la causa de ésta eran las alergias.

En otro estudio con esta población de pacientes, se encontró mediante pruebas cutáneas de rasguño que 56 % tenían sensibilidad al gluten. Asimismo, la prescripción con antihistamínicos, inmunoterapia y dieta de restricción a ciertos alimentos fue de beneficio para 61 %. Las observaciones publicadas por varios grupos de investigación justifican que, dentro de la evaluación de un paciente con Meniere, se incluya el estudio de alergias a los inhalantes y a los alimentos.

El tratamiento depende de cada caso. Éste va desde sintomáticos incluyendo diuréticos y dieta, hasta procedimientos quirúrgicos. Los resultados de la evaluación integral del paciente son los que definen lo que debe de hacerse en cada caso.

Algunos de los síntomas que deben de llamar la atención, además de lo ya mencionado, y hacerse una evaluación para evaluar si se tiene Meniere son: dolor de cabeza frecuente, debilidad de un brazo o pierna, visión doble, dificultad para mantener el equilibrio o caerse sin justificación.

 

 

Dermatitis de contacto

Dr. Carlos M. Arróyave Hernández

Contacto:

Teléfono:

+52 442/2628967

Correo electrónico:

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Julieta Isabel Espinosa Rentería