CAMBIO CLIMÁTICO: HIDROLOGÍA Y SOCIEDAD

11.02.2019

Si el cambio climático es cada vez es más peligroso, ¿cómo cohabitamos con la naturaleza?  

Dr. Enrique González Sosa

Fotografía: Jorge Alcántara 2016

El consenso mundial sobre la lucha contra los riesgos del cambio climático es concreto, deben tomarse acciones sociales y económicas para lograr la descarbonización industrial. Aunque hay políticas nacionales, industriales y sociales, no son evidentes las políticas dirigidas para el bienestar humano; es decir, no sólo debemos ocuparnos por los riesgos del cambio climático asociados a las pérdidas económicas generadas por inundaciones y sequias.

 

Las actividades humanas a lo largo del tiempo, parte esencial del desarrollo de la humanidad, se han adaptado socialmente al desarrollo tecnológico, el acceso a buenos servicios, a las actividades culturales y de recreación, como parte de un bienestar integral. Los efectos no sólo se manifiestan en el clima y la naturaleza, sino también en la salud y las actividades humanas asociadas al entreteniendo y bienestar, ya que lo extraordinario, ahora empieza a parecer normal.

 

Sin embargo, las condiciones que estamos viviendo «justo ahora» y las que viviremos en el futuro -en realidad, desconocemos todos los cambios que están ocurriendo- se han evidenciado de diversas formas. La contemplación, relajamiento y fascinación que tenemos los seres humanos con la convivencia con pájaros, bosques, jardines y clima como parte de nuestro bienestar, posiblemente, se vea en riesgo, ya que aún no hay esfuerzos institucionales ni de la sociedad para salvaguardar a los pájaros, parte fundamental de la preservación de los ecosistemas.

 

Por ejemplo, en los pájaros como el papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca), ampliamente extendido en Europa, el cambio climático ha provocado que se vuelva agresivo debido al desfasamiento de crecimiento retardado de las cochinillas que le sirven como alimento. El aumento de la temperatura retarda el crecimiento natural de la cochinilla, lo que sin duda fragiliza su preservación y comportamiento. Los pájaros de las zonas tropicales son los más sensibles. La síntesis de cerca de 200 estudios sobre los efectos del calentamiento global señalan que 6100 especies serán afectadas, dentro de las cuales entre 100 y 2500 podrán desaparecer.

 

La floración de especies vegetales como los cerezos y almendros, muestra de armonía natural del paisaje, está siendo alterada por el cambio climático. El senderismo, el montañismo y el alpinismo son otras de las actividades humanas que están siendo afectadas por el cambio climático; el riesgo de quedar atrapado dentro de baracas y cañones por inundaciones súbitas, así como por avalanchas de nieve, cada vez es más recurrente.

 

Vemos como el devenir del día a día en el planeta y de las actividades de recreación de la sociedad, los cambios elementales en la naturaleza, tiene poca o nada de importancia dentro de los cambios asociados a los efectos del calentamiento global. Pareciera que deben acontecer eventos o cambios descomunales para que tomemos conciencia que nuestra vida sí está en proceso de una nueva armonía, las nuevas condiciones del clima que salvaguardan la vida en la Tierra.

 

Lo que no debemos ignorar del cambio climático y la salud pública

Dr. Enrique González Sosa

Contacto:

TELÉFONO:

+52 442/2628967

CORREO ELECTRÓNICO: 

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en: