01.11.2021

Las transformaciones del agua en las ciudades

Dr. Enrique González Sosa

Unión. Fotografía: Jorge Alcántara

No hay duda de que las ciudades tienen su origen en las proximidades de los ríos por ser la principal fuente de agua y de fácil acceso; por un lado, satisfacen las necesidades vitales de vida y, por otro, cubren las necesidades fundamentales de alimentación, bienestar y desarrollo.

 

Habrá que recordar que el rol del agua fue primordial en el progreso de Roma, París y Londres; sin embargo, no es clara la forma en la que crecieron los sistemas de abastecimiento por ríos, pozos, canales y acueductos, sin olvidar los sistemas de salida de aguas residuales. El crecimiento de la población y el desarrollo de las ciudades establecieron el tipo de infraestructura urbana y los impactos en el medio ambiente.

 

Si bien el agua en las ciudades tomó una relevancia de poder socio-urbana, a partir del desarrollo industrial, provocó cambios en el paisaje urbanístico. En la actualidad, la relación agua-ciudad permite viajar históricamente a través del espacio y el tiempo dentro los espacios urbanos. Las interacciones entre los principales sistemas de agua -suministro y alcantarillado-, antes visibles, en estos tiempos constituyen una infraestructura oculta, subterránea, que ya no forma parte del paisaje construido, dificultando el entendimiento social de la confluencia entre agua y ciudad.

 

Hoy en día, la sociedad está más preocupada en valorar las ciudades por sus plazas comerciales y polos urbanísticos que por sus paisajes urbanos y sus relaciones con el agua, ignorando que estos últimos promueven el desarrollo de las ciudades por ser un recurso urbano universal, posible de controlar.

 

Las interacciones diarias de los habitantes de los centros urbanos, así como los patrones de comportamiento de sus actividades relacionadas con el agua, reflejan las características particulares del clima y el ciclo hidrológico urbano. Igualmente, las interacciones agua-ciudad se reflejan a través de las vías fluviales, ríos, canales y aguas residuales estableciendo las formas, marcas y huellas urbanas del paisaje urbano, mismas que también se ven afectadas por la escasez y exceso de agua, sequías-inundaciones.

 

Más aún, las transformaciones del agua en las ciudades requieren de una mayor comprensión ante las nuevas adaptaciones por los efectos del cambio climático. Como bien lo señala el último reporte de la Organización Mundial Meteorológica, State of Climate Services, Water. 2021: «evitar pérdidas, optimizar la producción y mejorar las estrategias a largo plazo ante el cambio climático».

 

Gran parte de las ciudades del país se olvidaron de las interacciones agua-ciudad, ya que muchas de ellas fueron rebasadas por los embates climáticos de las últimas décadas, acentuándose las pérdidas humanas y económicas este año. Los grandes centros urbanos priorizaron el desarrollo olvidándose del paisaje urbanístico, olvidaron gestionar un control del paisaje regulado por las transformaciones agua-ciudad.

COVID-19, embarazo, niños, refuerzo, comorbilidades, antiviral y secuelas

Dr. Carlos M. Arróyave Hernández

Reducir el área de pesca cero de la vaquita marina puede mejorar la aplicación de la ley -sin menoscabo de la preservacin de la especie ni de la conservación paisajística-

Dr. Pedro J. Gutiérrez-Yurrita

¿Qué tan diferente puede ser lo "normal" y qué tan normal puede ser lo "diferente"?

Dr. Manuel Hinojosa Rodríguez

En contra de la mcdonaldiza-ción de nuestro mundo y de nuestro pensamiento

Dra. Laurence Le Bouhellec

Procesos artísticos recientes

Mtro. Carlos-Blas Galindo

Contacto:

TELÉFONO:

+52 442/2628967

CORREO ELECTRÓNICO: 

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en: