CAMBIO CLIMÁTICO: HIDROLOGÍA Y SOCIEDAD

El valor del agua como un recurso de generación de empleo  

Dr. Enrique González Sosa

 

¿Cuál es el verdadero valor del agua, cuando sabemos que impregna todos los aspectos de la vida en la Tierra y no sólo genera problemas sociales, sino también tiene una relación creciente con el empleo, el desarrollo y economía de un país? Invertir en agua conduce al crecimiento económico.

 

La UNESCO reporta que más de mil millones de puestos de trabajo, equivalentes a más de 40% de la población económicamente activa, dependen del agua. Los empleos están situados dentro de la industria agroalimentaria, farmacéutica y textil; silvicultura; pesca continental; minería y extracción de recursos; generación de energía eléctrica y; suministro y saneamiento. Otros sectores moderadamente dependientes del agua incluyen la industria de la construcción, turismo, de la manufactura y la transformación. Todo esto, representa 80 % de los puestos de trabajo a nivel mundial, lo cual conduce a grandes desafíos relacionados por la competencia de los recursos de agua dulce y la necesidad de asegurar la suficiente formación de profesionales y expertos en agua.

 

Actualmente, las políticas públicas que atienden estos desafíos generan nuevas tareas y experiencias en el sector laboral, como consecuencia de nuevas tecnologías, procesos y prácticas. El agua, como un bien económico, debe sustentar la estabilidad social: «invertir en agua, como un motor generador del empleo y el crecimiento económico». Por ejemplo, una inversión de 188 400 millones de dólares para gestionar las aguas pluviales y preservar la calidad del agua en Estados Unidos, generaría cerca de 1,9 millones de empleos directos (creando infraestructura) y empleos indirectos (fabricación de equipo y maquinaria). En cifras globales (OCDE), a nivel mundial, la distribución del empleo está conformado de la manera siguiente: 5 % en la agricultura, 60 % en la industria y 30 % en el sector servicios.

 

Hablando de algunos sectores industriales con mayor consumo de agua, como alimentos y bebidas, emplean 22 millones de personas, 20 millones la industria química-farmacéutica-caucho y neumáticos, y 18 millones en el sector de la electrónica. La industria en general (incluyendo energía) utiliza aproximadamente 19 % del total del agua captada en el mundo, 15 % en energía y 4 % para la industria y la transformación. Los sectores de la producción alimentos, elaboración de cerveza y la minería, así como las pequeñas y medianas empresas (PYME), son los grandes dependientes del consumo de agua. Por el contario, la escasez del agua podría afectar profundamente a los sectores altamente dependientes del agua.

 

¿Cómo debemos responder socialmente, si sabemos que el derecho humano al agua y el derecho a un trabajo digno son derechos indisolubles y universales; si sabemos que el agua es un componente básico de la economía mundial, necesario para generar y conservar los empleos del sector primario, secundario y de servicios; y si sabemos que más de la mitad de la fuerza laboral mundial tiene empleo en ocho sectores que dependen del agua y de los recursos naturales? La gestión integral de nuestros recursos hídricos, la asignación y distribución en los diversos sectores de la economía, centrándose en los sectores económicos, serán fundamentales para sostenibilidad ambiental y la creación de empleo.

 

Agua Fresca

Dr. Enrique González Sosa

Contacto:

Teléfono:

+52 442/2628967

Correo electrónico:

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Julieta Isabel Espinosa Rentería