Ulises 2.0, el lanzamiento es el mensaje  

Juan José Díaz Infante y Omar Gasca

Colectivo Espacial Mexicano

Ilustración: Jorge Alcántara

Introducción / Proyecto

 

Cuando uno está tratando de crear una nueva realidad, no se puede tener pudor alguno por la realidad anterior. Sólo existe una postura ante la crisis que está surgiendo en el mundo: es momento de ser inteligentes. Desde 2010, un grupo de ciudadanos llamado Colectivo Espacial Mexicano ha decidido que hay que cambiar la realidad y que la mejor manera de cambiarla es haciendo satélites obra de arte. Efectivamente, esta actitud es una acción poética.

La misión Ulises 1.0 enfatiza que lo más importante es el proceso de llevarlo a cabo y la narración del cómo. La idea es forzar la formación de un diálogo constante, cuyo objetivo es generar una costumbre de pensamiento y construcción. Es un diálogo que permite un objeto y una actitud híbrida. El acto de construir un satélite de estas características genera un abanico que utiliza la ciencia y el arte; es además una apropiación ciudadana de telecomunicaciones y poesía, arte conceptual y cálculo de órbitas, performance e ingeniería, música y soldaduras eléctricas, programación y dadaísmo. Esta integración de elementos dispares, lejanos, poco lógicos es arte, es una ópera, es un híbrido del siglo XXI.

 

 

Y Ulises, se llama Ulises

 

Siglo VII a. C.: Ulises, personaje de La Odisea, el poema épico atribuido a Homero.

1922: Ulises de James Joyce, quizá la novela de habla inglesa más influyente del siglo XX.

1941-1989: Ulises Carrión, artista mexicano dedicado al mail art y crítico de la mercantilización del arte.

1955: Ulises, película del director italiano Mario Camerini estrenada en este año.

1981: Ulises 31, serie de dibujos animados franco-japonesa.

1990: Ulises, superhéroe de Marvel Comics creado en este año por Peter David.

2010: Ulises 1.0: el nanosatélite.

2012: Ulises 2.0: el satélite fotógrafo.

 

 

McLuhan y Duchamp, para variar

 

Desde 1964, en diversas plataformas del quehacer humano, hemos venido comprobando que «el medio es el mensaje». El aforismo de McLuhan, ahora como parte de la línea argumental del Ulises 2.0, se expresa en la idea de que proyecto y tecnología funcionan como prótesis del concepto.

Si además, como decía Duchamp, «el objeto del arte no es el objeto del arte, es sólo el centro de la discusión», el orden de los factores conduce a reflexionar. Ulises 2.0 es, entre otras cosas, un dispositivo para pensar sobre las relaciones entre el medio y el mensaje. Un dispositivo que obliga en sus instrucciones el ejercicio de lo imaginario, la necesidad de imaginación. La imaginación usada como un elemento esencial para poder salir de la crisis del sistema en el que estamos viviendo. Es una referencia obligada a Julio Verne y cómo es que su literatura generó el imaginario para impulsar la exploración del siglo pasado. Sus mapas, personajes, invenciones le dieron a la exploración su sentido y su contexto. Hoy, urge la imaginación, sobra tecnología.

 

 

Su lectura

 

Una misión al espacio, el lanzamiento es el mensaje.

 

Breve Auditoría, lo que queremos cambiar

 

Antes que todo, una auditoría de la realidad. Si nosotros hacemos un análisis pragmático de cómo se ha desarrollado México en el siglo pasado, nos daremos cuenta que somos una nación sin trenes y que México, entre el período de 1910 a 2010, lo que ha hecho es conservar su status quo. Tenemos la misma proporción de ricos y pobres. Es una paradoja la existencia de 30% de la población emigrada a otro país y el hecho de que el PIB de los emigrados mexicanos en los EE.UU. sea mayor al de Francia.

Entre 2006 y 2012, si uno hiciera la síntesis de lo que ha estado pasando en México en el último sexenio… Tuvimos una epidemia que no era epidemia y más de 70 mil muertos en un guerra que no era guerra. Estos dos puntos breves de auditoría establecen claramente que alguien está aplicando el paradigma equivocado. Hay un problema de sentido común y lógica.Fin de la auditoría.

La idea del proyecto Ulises 2.0 tiene que ver con poder cambiar esa realidad. El experimento consiste en cómo un grupo ciudadano en México que tiene el interés de llegar al espacio, lo puede hacer. Con tecnología de garage, «hágalo usted mismo», como sea. Comprueba que existe la posibilidad de cambiar la realidad.

El Colectivo Espacial Mexicano establece la realidad como dos cosas: la realidad es una metáfora y la realidad es una conversación. La parte cualitativa de ambas le pertenece al arte. Hacer un satélite es una acción de futuro, dejar de matar gente es sentido común. Esta nueva realidad en proceso se parece a la ficción y puede ser fantástica e increíble.

Ray Bradbury decía «mi trabajo es la creación de metáforas». Es importante establecer que el artista contemporáneo es eso, un creador de nuevas metáforas. La realidad vista como metáfora establece que son urgentes nuevas realidades. No podemos estar siempre en manos de malos poetas generando malas metáforas. Es un ejercicio de poder moldear el futuro nuevamente, entender que México tiene una necesidad de futuro. Cualquier joven mexicano o de cualquier parte del mundo tiene derecho a un futuro, el futuro que él quiera.

La realidad vista como conversación: los diálogos son necesarios, la definición de la misión es un problema de lenguaje. Existe la necesidad del uso del lenguaje formal, un acto de consciencia de cómo dialogar. La misión es un diálogo entre artistas, diseñadores, científicos, ingenieros, expertos en telecomunicaciones, políticos, administradores, expertos en órbitas, gestores, instituciones, gente de comunicaciones y medios, todo un equipo interdisciplinario. El Colectivo Espacial Mexicano establece que el abanico debe de ser tan grande como sea posible, es decir, se admiten poetas y bailarinas a la construcción de un futuro.

 

 

Ulises 2.0, el ejercicio de lo posible, el objeto, la nueva realidad y el acto de discusión

 

La foto más bella que yo haya visto es la imagen de la Tierra vista desde el espacio. La idea del Ulises 2.0 es recuperar el sentido de esa imagen. Establecer la foto del grupo. Es decir, volver a tomar la foto de la Tierra desde el espacio pero, esta vez, vista como una foto de grupo. Hoy en día es importante redefinir inclusive el concepto de una foto de grupo y la palabra grupo. Urge volvernos a ver.

Hay dos maneras de vernos sobre la Tierra, como los únicos «vivos» en el Universo o como uno de muy pocos planetas que soportan vida. Creo que hay que dibujar que dentro de nuestra esfera de influencia cercana, sí somos los únicos y, en una de esas, somos los únicos seres vivos en el universo.

Conclusión: tenemos que aprender a celebrar la vida pero no únicamente los seres humanos, celebrar el plancton y las bacterias, celebrar todo lo que respira, el ADN, todo lo que crece y se reproduce. Volvernos a ver como un planeta en el que todo es vida.

En este extraño caso en el que nosotros somos los responsables de la primera semilla del universo, ¿cómo nos debemos de comportar?, ¿de qué tamaño es nuestra responsabilidad?

La misión del Ulises 2.0 es hacer esa foto, el group shot por el group shot. Los que toman la foto también son un grupo. Son un colectivo. La idea es revisar este supuesto de esta foto de la Tierra que hemos visto tantas veces. Sin embargo, no es un referente que tuvieran nuestros abuelos o mi papá.

La misión del fotógrafo es aprender a ver y, sobre todo, enseñar a ver. El satélite, la cámara nos ayuda a volver a aprender a ver. La señal que transmita hacia nosotros nos debe remitir a volver a aprender a escuchar.

 

El Colectivo Espacial Mexicano

 

Cambio de realidad

Progresión Poética

Sin pudor por los límites del arte o la ciencia

La lógica como manera de pensar

El Espacio Ciudadano

Acción ante una crisis del sistema, ante una crisis global

El espacio como un ejercicio de libertad y su uso como paralelo al arte como un ejercicio de libertad

Creación de futuro

Célula mínima

Trabajo en equipo

Transferencia de tecnología

Open source

Ganas de trabajar

Heart and soul

Sentido de matemáticas

Saber soñar

Mirar al cielo

La tecnología como manera de pensar

El arte como herramienta de investigación

Aprender y enseñar

Do it yourself

 

La autoría conceptual de las misiones Ulises está a cargo del Colectivo espacial Mexicano, que declara lo siguiente:

De metáfora en metáfora, las misiones Ulises 1.0 y 2.0 dependen de una construcción imaginaría de principios básicos, debe de entenderse que llegar al espacio es un problema del colectivo. Todo lo que han creado los seres humanos, primero tuvo que ser imaginado.

La nueva definición de colectivo es la integración de trabajo de elementos que normalmente no trabajarían juntos. El Colectivo y la comunidad también son una obra de arte.

 

 

Poesía y filosofía

 

De la raíz poiesis, el término poesía usado por muchos con relación a la naturaleza del proceso creativo, era empleado por Cornelius Castoriadis para describir la acción de creación desde el punto de vista filosófico; en tanto Heidegger lo define como el momento de placer que se produce cuando algo está fuera de su posición original para convertirse en algo más.

En griego, poiesis se asocia con la acción que le da transformación y continuidad al mundo. Para el Colectivo, Ulises 2.0 también es un proyecto de poesía que, a su vez, hace eco de ideas como la del Jefe Seattle de los Sioux: «El presente no se hereda del pasado, se pide prestado del futuro».

Para el Colectivo, «sobra tecnología y falta imaginación». En ese sentido, Ulises 2.0 pretende ser «un disparador de la imaginación en este nuevo siglo que busca desesperadamente su imaginario posible». Hay que ciudadanizar la ciencia y, en ese orden de ideas, confiar en que «cualquiera con pasión puede llegar al espacio». Así, Ulises 2.0 es una referencia a la necesidad de la creación de un imaginario posible, doblemente significativo si consideramos que es un proyecto que llevan a cabo individuos mexicanos, es decir, de un país del tercer mundo.

«El momento coyuntural que vive el mundo y el país representa una crisis y, por esta razón, Ulises se convierte en referente para una nueva posibilidad de futuro en la que los proyectos espaciales no sólo estén relacionados con la ciencia, sino con arte. Ulises 2.0 es ese primer paso hacia un nuevo lugar».

 

 

Resumen

 

Las reacciones sobre Ulises van de la incredulidad a la fascinación, resultado de sus múltiples lecturas y alcances. Comprender el universo de Ulises no es fácil. Nació como una obra para el Festival PLAY! 2011, de la Fonoteca Nacional, pero actualmente ha rebasado todas las expectativas y se ha convertido en más que un «instrumento o interfaz» como pieza de arte. Para «leer» a Ulises se requiere paciencia, inteligencia, imaginación y una mente abierta: llegar al espacio a través de un acto poético, es un mensaje poderoso sobre las nuevas posibilidades de futuro.

Contacto:

Teléfono:

+52 442/2628967

Correo electrónico:

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Julieta Isabel Espinosa Rentería