Píldoras Médicas

17.08.2021

¿Pueden administrarse dos vacunas de compañías diferentes sin tener reacciones indeseables y obtener una protección adecuada?

Dr. Carlos M. Arróyave Hernández

Dr. Carlos M. Arróyave. Fotografía: Jorge Alcántara

En los últimos meses, la presencia de ciertos problemas ha llevado a que la pregunta inicial surja en diferentes situaciones y lugares. Primero: en diferentes países de Europa fue prohibida la vacuna AstraZeneca, debido a que después de su primera aplicación se observó -en ciertos casos- la presencia de trombocitopenia, de moderada a grave, combinada con formación de trombos. Al respecto, se sugirió que la combinación fue resultante de la presencia de anticuerpos contra un activador de plaquetas, dejando -en consecuencia- a personas que recibieron una dosis de la vacuna sin poderse aplicarse la segunda de la misma compañía farmacéutica.

 

Segundo: el hecho de que, debido a situaciones de diferente índole, no se pudiera completar el esquema con la misma vacuna, pues la dosis por aplicar como segunda era de otra compañía. Esto provocó que la gente se cuestionara si al ponerse una segunda vacuna de origen distinto, les pudiera producir una reacción indeseable o quedar con una protección inadecuada.

 

Aunque no en forma secuencial, se publicaron observaciones hechas en animales de experimentación -específicamente ratones-, a los que se le puso la vacuna inicial de origen «x» y la segunda de origen «y». Los resultados mostraron que los ratones quedaban protegidos con títulos de anticuerpos adecuados sin presentar ninguna reacción adversa. Simultáneamente, se hicieron experimentos similares usando monos chimpancés, obteniendo resultados semejantes.

 

Recientemente, fueron publicados trabajos en los que fueron usadas dos vacunas comerciales de manera alternada, una en la vacunación inicial y otra en la segunda dosis. En la mayoría de los casos, AstraZeneca (vacuna A) fue utilizada como primera y Pfizer (vacuna P) como segunda. Ambas vacunas han mostrado dar una buena respuesta primaria y al usarlas en la forma mencionada, han brindado una mayor protección, juzgada por el título de anticuerpos en comparación con casos en los que se usó vacuna A y vacuna A, o vacuna P y vacuna P en los esquemas de vacunación.

 

Cuando se analizó la especificidad de los anticuerpos en los casos vacunados A y P, éstos tuvieron un alto título de anticuerpos contra las espículas o proteína S del coronavirus COVID-19. Asimismo, se encontró una mayor actividad contra las células T CD 4 y CD 8, involucradas en los mecanismos de respuesta inmune.

 

La investigación enfocada a saber si los anticuerpos eran protectores contra algunas variantes, los resultados mostraron que había una buena protección contra las variantes alfa (B.1.1.7), beta (B.1.351), gama o P1 y en menor proporción contra la variante delta (B.617.2), que era de alrededor de 70 %. La cuantificación de anticuerpos de tipo IgG, que son protectores de larga duración, fue 11,5 veces superior con la combinación vacuna A / vacuna P,  que con la vacuna A / vacuna A, que fue de 2,9 veces.

 

Con resultados publicados a la fecha, se puede concluir que la combinación de estas vacunas no se ha asociado con ninguna reacción indeseable mayor a las publicadas para cada una por separado. Esta combinación puede producir una respuesta inmune humoral más potente, sobre todo de las células T y, a su vez, una respuesta inmune protectora contra las variantes conocidas.

 

La gran mayoría de casos recientes de pacientes graves, entubados y fallecidos son de personas no vacunadas No se cuenta aún con información del uso de otras vacunas en combinación como Jhonson & Jhonson, CanSino, Spunik, entre otras. Es de esperarse que de éstas, empleadas en humanos y preparadas de acuerdo con las normas establecidas de seguridad y protección, se obtengan resultados favorables en su uso intercambiable.

 

Las observaciones arriba mencionadas han sido publicadas en revistas como Nature, The Lancet, New England Journal of Medicine, Hum Vacccin Immunother, Vaccines, entre otras.

La sobreposición de los ríos: superficial y subterráneo

Dr. Enrique González Sosa

Reducir el área de pesca cero de la vaquita marina puede mejorar la aplicación de la ley

Dr. Pedro J. Gutiérrez-Yurrita

Más allá de la dicotomía petróleo-renovables: cambiar el sistema evitando el colapso. 

Dr. Luca Ferrari

Encuentros y desencuentros de lo contemporáneo en contextos históricos

Dra. Laurence Le Bouhellec

Cuatro problemáticas de la crítica de arte en México.

Parte II

Mtro. Carlos-Blas Galindo

Contacto:

TELÉFONO:

+52 442/2628967

CORREO ELECTRÓNICO: 

contacto@revistaserendipia.com

revista.serendipia@gmail.com

Síguenos en: